Preparación

1. La hojaldra debe dejar descongelándose en nevera de un día a otro para la fritura

2. Cuando el producto vaya a ser freído se debe retirar de la nevera, y se debe poner el aceite a calentar a una temperatura de aproximadamente 180° a 200°C

3. Las manos y la superficie donde se vaya a estirar la hojaldra deben de humedecerse con un poco de aceite de cocina

4. Estirar las hojaldras hasta obtener el grosor deseado y con un cuchillo dar la forma y tamaño

Nota: El rendimiento de las hojaldras dependerá del tamaño que se haga el corte.

5. Introducir las hojaldras al aceite hasta que doren

Nota: Este paso debe durar aproximadamente unos segundos para no quemar el producto. Entre más delgada la hojaldra se frita más rápido